Todos los Derechos reservados © 2004 - 2019, Forbes Colombia

Precandidatos Presidenciales

‘Colombia puede generar economía solo con la biodiversidad que tiene el país’

La precandidata presidencial, Francia Márquez, criticó al gobierno de Iván Duque frente a su poca efectividad en la protección del medioambiente y los líderes sociales.

Publicado

on

Para Francia Márquez, el futuro económico de Colombia está en un modelo que ponga en el centro la vida. Llevado a una escala mayor, la precandidata manifestó que podría tener la capacidad de potencializar iniciativas propias de las mujeres y las comunidades para generar ingresos al país.

En diálogo con Forbes Colombia, la aspirante del Pacto Histórico y el movimiento ciudadano ‘Soy porque somos’, recalcó que el país necesita un sistema agroecológico que permita impulsar iniciativas regionales y fortalecer sistemas de turismo agroecológico ante la diversidad del país.

“Nosotros podemos generar economía solo con la biodiversidad que tiene el país, que no se ve en ningún país de Europa ni de EE.UU., y eso no lo valoramos”, aseveró.

La propuesta económica de Márquez estará centrada principalmente en la reivindicación de las comunidades marginadas, sobre todo en ayudar a las mujeres a recuperar los puestos de trabajo que han perdido. Para lograrlo, hizo hincapié en la necesidad de avanzar en la reforma rural integral incluída en el acuerdo de paz, a la que le agregaría un enfoque “ecológico y feminista”.

Para ampliar su idea, afirmó que Colombia debe democratizar la concentración de la tierra productiva, permitiendo que las mujeres tengan acceso a ella y se pueda impulsar la economía del país. Ligado a ello, una de sus propuestas se centra en un sistema de producción agroecológica liderado por mujeres.

“Hoy en día no tenemos soberanía alimentaria. La mayoría de los productos de la canasta familiar los traemos de afuera. El día que estos países decidan dejar de vendernos, vamos a aguantar hambre. Tenemos que concentrarnos en fortalecer ese tema, y eso lo podemos impulsar como mujeres al ser 52% de la población”, dijo.

Frente a sus ideas de reactivación económica, reconoció que “no me enfoco tanto en generación de empleo, sino en generación de ingresos”. A su vez, destacó que pensar en que las mujeres puedan crear sus propios ingresos nos da espacio para la libertad.

“El empleo debe contribuir a mejorar nuestro nivel de vida, en vez de vivir en términos del mismo. No obstante, se necesita que el estado colombiano ponga garantías para eso en sectores campesinos”, sostuvo.

Con respecto a ese tema, Márquez subrayó que solo se puede lograr mediante inversión en infraestructuras y el mejoramiento de las vías secundarias y terciarias, ayudando a que la productividad de la gente en sus territorios se pueda movilizar y circular en mercados locales y regionales, antes de ir a Europa.

En cuanto al comercio exterior, la precandidata afirmó que buscará fortalecer las relaciones con los países más cercanos, dando como ejemplo a las naciones vecinas: Ecuador, Brasil, Venezuela y Perú.

Protección de líderes sociales

El pasado 27 de septiembre, el Gobierno Nacional presentó en Cúcuta el borrador del CONPES de garantías y protección de los líder sociales y defensores de los derechos humanos, cuya firma está prevista para noviembre. A pesar de ello, Márquez aseguró que “no creo en la política que plantea este gobierno, pues sus acciones contribuyen a la vulneración y violación de los derechos humanos”.

“Un CONPES se le ofrece a cualquiera. Eso no significa que porque se lance en
términos de garantías, ya se esté protegiendo. En el gobierno de Iván Duque se han asesinado un número significativo de líderes y lideresas sociales, y no ha habido forma de parar eso”, agregó.

Lo cierto es que las cifras la respaldan. Según un informe de Global Witness sobre líderes ambientales, Colombia fue uno de los países donde se registraron más asesinatos en 2020, con un total de 65. 

Márquez también se refirió al compromiso al que se llegó en 2019 frente a la ratificación del acuerdo de Escazú, aspecto que calificó como una promesa vacía que se dilató en el Congreso, sabiendo que “es un mecanismo que permite mayores garantías para el cuidado del territorio como un espacio de vida”.

Para la precandidata, hay cuatro razones estructurales que evidencian los riesgos a la vida de los líderes: la restitución de tierras, la sustitución de cultivos ilícitos, la defensa del medioambiente y la exigibilidad de los derechos económicos, sociales y culturales.

Con respecto a segundo, recalcó que “la gente no siembra coca porque quiere: lo hace porque no tiene apoyo del estado en términos de infraestructura, inversión, sostenibilidad y garantías para el comercio de sus productos”.

Ante este escenario, consideró necesario trabajar en aspectos como formación agroecologica y crear institutos que tengan esa visión, donde incluso exista un intercambio con saberes tradicionales de las comunidades.

Márquez también mencionó que la sustitución de cultivos ilícitos no solo se trata de avanzar con la implementación del acuerdo de paz, sino que se requiere ir más allá para buscar una salida definitiva al tema de las drogas. Para la precandidata, es momento de poner una discusión seria alrededor de una propuesta de legalización que le ponga un alto a la violencia. 

Si bien destacó que el país ha avanzado en temas como la regularización del cannabis, Márquez cree que Colombia debe ver el problema desde un enfoque economico, de justicia racial, ecológica y de género, pues las mujeres, los pueblos étnicos y el territorio son los más afectados por el narcotráfico y la política prohibicionista.

“No queremos que las licencias se las sigan entregando a empresas canadienses, sino que lo hagan con el campesino, el afrodescendiente, el indígena, las mujeres y las víctimas que han sufrido el flagelo de la guerra y la política antidrogas”, sentenció.

Para lograr dicha meta, se necesita una estrategia económica donde el mismo estado se beneficie de la legalización de la hoja de coca. Eso implica una transformación en terminos tecnológicos, de producción medicinal, farmacéutica e incluso alimentaria. En este último tema, destacó que ya se tiene experiencia desde los pueblos indígenas, quienes ya poseen una industria alrededor de productos derivados de la hoja de coca.

Precandidatos Presidenciales

Elecciones presidenciales: así va quedando la foto electoral para las votaciones en Colombia

Esta semana se han conocido varios cambios en las apuestas electorales de los partidos de derecha, centro e izquierda, como la entrada de Ingrid Betancourt a la contienda.

Publicado

on

Foto: Registraduría

A pocos meses de la votaciones con las que se va a elegir al próximo presidente o presidenta de Colombia, en las últimas semanas varias movidas políticas han agitado el panorama electoral.

El anuncio más reciente fue la entrada a la contienda electoral de Íngrid Betancourt, quien había sido candidata presidencial hace dos décadas y estuvo más de 6 años secuestrada por grupos guerrilleros.

“Hoy estoy aquí para terminar lo que empecé con muchos de ustedes en el 2002. Con la convicción de que Colombia ya está lista para cambiar su rumbo”, dijo la precandidata este martes mientras anunciaba su candidatura por la Coalición Centro Esperanza.

Ahora, con la entrada de Betancourt el próximo 13 de marzo su nombre también irá a consideración en la consulta, junto con los nombres de Sergio Fajardo y Carlos Andrés Amaya, Alejandro Gaviria, Juan Fernando Cristo, Juan Manuel Galán y Jorge Enrique Robledo.

“Vamos a unir y vamos a transformar a Colombia desde nuestras entrañas. Vamos a aprender de nuevo a ser ciudadanos libres. Voy a trabajar se sol a sol para ser su presidente”, señaló Betancourt este martes mientras lanzaba su candidatura.

Lea también: Ingrid Betancourt se lanza como precandidata presidencial

Otras movidas

Además de la candidatura de Íngrid Betancourt, otra de las movidas que se anunciaron en estos días fue la salida de Dilian Francisca Toro, quien era parte de la Coalición Equipo por Colombia.

En un video, la exgobernadora del Valle del Cauca y presidenta del Partido de la U. manifestó: “estoy en un momento de mi vida en el cual valoro más lo colectivo por encima de los intereses personales. Por todo lo anterior, quiero contarles que he tomado la decisión de no ser candidata en la consulta que se realizará el próximo 13 de marzo, esta decisión ya la he socializado con la bancada de mi partido y hemos decido que llevaremos un candidato a la consulta que estaremos anunciando prontamente”.

Por otro lado, cabe recordar que recientemente Juan Carlos Echeverry también desistió de su candidatura. El argumento que el exministro de Hacienda expuso en su momento tiene que ver con la entrada de Óscar Iván Zuluaga a la contienda presidencial como candidato del Centro Democrático.

Para Echeverry, Zuluaga tiene más probabilidades de avanzar en la contienda electoral y es más viable apoyar al candidato con su capital político.

Lea también: Nace la Coalición Centro Esperanza, la propuesta del centro para elecciones de 2022

Más movimiento en los partidos

Con la salida de Dilian Francisca del partido de la U., ese partido también anunció que le dará el aval a la candidatura de Enrique Peñalosa, exalcalde de Bogotá en dos periodos.

“Estoy muy agradecido con el aval del Partido de la U para continuar en la pugna por la presidencia, junto con el Equipo Por Colombia”, indicó Peñalosa en su cuenta de Twitter.

Otro de los anuncios clave que han movido el panorama político es la elección de Óscar Iván Zuluaga, el candidato presidencial del Centro Demócratico, quien reveló que no se unirá a la Coalición Equipo por Colombia y que seguirá de forma independiente su campaña.

En ese sentido, cabe apuntar que dicha coalición está conformada por el exalcalde de Medellín Federico Gutiérrez, el exalcalde de Barranquilla Alejandro Char, el exalcalde de Bogotá Enrique Peñalosa, David Barguil del Partido Conservador y Aideé Lizarazo, del partido Mira.

Convierta a Forbes Colombia en su fuente de información habitual

Seguir Leyendo

Precandidatos Presidenciales

Ingrid Betancourt se lanza como precandidata presidencial

La excongresista y excandidata entrará a la Coalición Centro Esperanza y oficializó su apuesta este martes en una rueda de prensa.

Publicado

on

Este martes, Ingrid Betancourt anunció el lanzamiento de precandidatura por la Coalición Centro Esperanza y se perfila como una de las posibles líderes de ese movimiento.

Este martes, la excongresista y también excandidata presidencial hizo oficial el lanzamiento de su candidatura en una rueda de prensa en la que habló de las principales apuestas de su campaña.

Lea también: Nace la Coalición Centro Esperanza, la propuesta del centro para elecciones de 2022

El nombre de Betancourt llega a competir por el centro junto con figuras como Sergio Fajardo, Alejandro Gaviria, Jorge Enrique Robledo, Juan Fernando Cristo y Carlos Andrés Amaya, entre otros.

La candidatura de la excandidata presidencial puede significar, según un análisis del New York Times, como la figura de la reconciliación, y entra como una de las pocas mujeres que se han lanzado a la candidatura, además de Francia Márquez, Paloma Valencia o María Fernanda Cabal, quienes para el caso de las últimas dos sus candidaturas ya fueron descartadas.

Cabe recordar que Ingrid Betancourt fue candidata presidencial hace dos décadas y fue secuestrada por el grupo guerrillero de las FARC durante seis años. Desde entonces, ha estado viviendo en Francia pero ha vuelto a sonar en la política, incluso como aliada del expresidente Juan Manuel Santos.

Convierta a Forbes Colombia en su fuente de información habitual

Seguir Leyendo

Precandidatos Presidenciales

‘Los ajustes tributarios serán para bajar cargas, como poner el IVA al 10%’

En entrevista con Forbes Colombia, el precandidato presidencial Rodolfo Hernández mencionó que el sistema pensional existente en el país “no resiste siete años más”, por lo que lo catalogó como un tema que “debe estudiarse a fondo”.

Publicado

on

Rodolfo Hernández tiene una idea muy clara: no habrá reforma tributaria en su gobierno, entendiendola como la que le sube los cargos impositivos a la población indiscriminadamente. Si bien sabe que tendrá que hacer ajustes al llegar a la Casa de Nariño, su enfoque será bajar cargas.

Para lograrlo, una de sus estrategias clave será bajar el IVA del 19% actual a 10%, según comentó en entrevista con Forbes Colombia. “Se puede siempre y cuando quitemos los descuentos que se hacen a las facturas anteriores, y que sea un impuesto al consumo”, dijo.

Otra de las reformas clave e inaplazable es la reforma pensional, donde se ha dado un debate importante desde todos los sectores políticos. Para Hernández, es necesario “estudiar el tema a fondo”, debido a los desequilibrios que plantea. Al respecto, llamó la atención frente al hecho de que “se han diseñado sistemas para darle bonos pensionales a quienes más ganan, pero nada a los más pobres”.

Ante esa perspectiva, fue tajante al afirmar que “hay que meterle la mano, duro”, pues el sistema pensional existente no resiste siete años más. Tanto así, que no dudó en calificarlo como “una bomba de tiempo con mecha corta”.

“Hay que revisar estructuralmente cómo hacemos para generar equidad. Los que ya están pensionados tienen derechos adquiridos y nos tocará respetar eso porque es lo que consigna la ley, pero de ahí en adelante, nos toca un análisis financiero de cara a todos los colombianos, sin nada guardado”, sostuvo.

De hecho, el candidato dejó entrever que su equipo ya avanzado en calcular cuánto y cómo sería el tiempo de transición para llegar a un equilibrio que tenga sostenibilidad. Así las cosas, no se contuvo al aseverar que, en su gobierno, habrá una reforma pensional.

Siga a Forbes Colombia desde Google News

Seguir Leyendo

Precandidatos Presidenciales

Una pensión de $400.000 al mes para adultos mayores que lo necesiten, la propuesta de Alejandro Gaviria

Con la propuesta del precandidato se podría cubrir al menos 3 millones de personas y eso tendría un costo fiscal de $8 billones al año.

Publicado

on

Foto: Cortesía Alejandro Gaviria

Se acerca la temporada electoral y los candidatos y líderes políticos tienen en la agenda una conversación que viene desde hace varios meses, pero que se ha hecho más visible en los últimos días por lo que está sucediendo en Chile: ¿qué va a pasar con el sistema pensional?

En ese escenario, el precandidato Alejandro Gaviria se manifestó al respecto y recordó su propuesta, en la que buscarían ofrecerle una pensión ciudadana de $400.00 al mes para los adultos mayores de 65 años que lo necesiten.

Según dijo Gaviria en una entrevista a Portafolio, eso se financiaría con dos fuentes principales: “una disminución del 1% de la renta exenta del 1% más rico de la población y un aumento del impuesto de las ganancias ocasionales. Cubriría a más o menos 3 millones de personas, y en estos cálculos, el costo fiscal está alrededor de los $8 billones al año“, manifestó.

Lea también: Ganancias de fondos de pensiones llegaron a $21,6 billones a octubre

Teniendo en cuenta los recursos adicionales que se necesitarían para tapar el hueco fiscal que tiene el país y que se agudizó con la pandemia, Gaviria reconoce que se debe tramitar una reforma tributaria y que su foco sería nivelar “la cancha” para las empresas, porque tiene tasas de tributación muy altas.

Asimismo, plantea ampliar la base gravable del impuesto de renta a personas naturales. Es decir, que más personas paguen o declaren de acuerdo sus ingresos. ” El país debe pensar en un impuesto a la riqueza permanente, y al mismo tiempo, la transparencia en el gasto público es fundamental”, agregó.

Convierta a Forbes Colombia en su fuente de información habitual

Seguir Leyendo

Política

El rifirrafe de Fajardo y Petro por el aumento del salario mínimo

Los precandidatos discutieron sobre el incremento del salario mínimo, que quedó con un alza de 10,07%, y la propuesta de Petro de subirlo 18%.

Publicado

on

Foto cortesía. Montaje Forbes Colombia

Como no es usual en la discusión del incremento del salario mínimo cada año, en esta ocasión los empresarios y los representantes de los trabajadores acordaron el incremento en 10,05% en las fechas para eso. Sin embargo, la decisión sigue siendo sujeto de discusión en un momento preelectoral y en este caso los precandidatos Sergio Fajardo y Gustavo Petro entraron al debate.

Lo primero que sucedió fue que Petro, en días pasados, planteó que el incremento del salario mínimo debería ser de 18,5% y no de 10,07% como lo planteó Duque. El argumento del precandidato del Pacto Histórico es la pérdida de poder adquisitivo de los hogares y también el incremento de la inflación y la productividad para este año.

“Si a 2021 la diferencia real acumulada entre salario mínimo real y productividad es de 13 puntos, más la inflación, el salario mínimo debería subir 18,5% en 2022”, dijo Petro a través de su cuenta de Twitter.

Ante la propuesta, Sergio Fajardo respondió que “seguro si Duque habla de aumentar el 18,5%, Petro sale a solicitar 28%. No importa la justificación ni los efectos, es la subasta del populismo”, dijo Fajardo en su cuenta de Twitter hace unos días.

Lea también: Petro se une a la discusión: “el salario mínimo debería subir 18,5% para 2022”

Luego del reclamo de Fajardo, Petro escribió: “me gustaría que Sergio Fajardo nos explicara porque considera populismo que suba el salario mínimo real con el ascenso de la productividad? Si el salario real no crece como crece la productividad la fuerza de trabajo trabaja más por menos”.

En ese punto, cabe recordar que una de las discusiones ha estado alrededor del incremento de la productividad, que fue de 1,19% para el 2021 y que significó un avance positivo, luego de que este indicador cayera el año pasado y que llevara varios años en rojo.

Lea también: Uribe: A Petro le duele que trabajo en el agro y nada tengo escondido

Precisamente, Fajardo planteó este miércoles que “la productividad laboral es un factor importante, pero no el único, pues varía mucho entre industrias. Un aumento brusco del salario mínimo podría afectar mucho más a los sectores y empresas que queremos apoyar: las pequeñas empresas con bajos niveles de productividad”.

Y en ese punto planteó que “salarios de los colombianos son bajos. La solución es más productividad, competencia, formación para el trabajo, desarrollo productivo y mejores condiciones laborales, no un incremento del salario mínimo casi 2 veces mayor al que acordaron los sindicatos con los empresarios”, dijo Fajardo.

Convierta a Forbes Colombia en su fuente de información habitual

Seguir Leyendo
Publicidad
Publicidad

Destacado