Todos los Derechos reservados © 2004 - 2019, Forbes Colombia

Red Forbes

El dólar refleja la incertidumbre post electoral

El mayor nivel de crecimiento de la divisa se ha dado después de la victoria de Gustavi Petro en las elecciones presidenciales el pasado 19 de junio. ¿Qué significa eso para el país?

Publicado

on

Foto: Unsplash

Desde el 31 de mayo hasta el 24 de junio la tasa de cambio del dólar en Colombia ha mostrado un aumento de 9,71% lo que significó que pasó de un precio de cierre de $3.772 a un máximo del año de $4.138 pesos por dólar. Esto por supuesto demuestra un alto nivel de volatilidad en el mercado de divisas y si en otras columnas he hablado de como estos movimientos se ven impulsado por factores globales, esta vez el turno es de uno local, la incertidumbre post electoral.

La anterior no quiere decir que no haya habido fuerzas globales impulsando algo del movimiento, es más si se ve el grafico 1, existe un pico el 13 de marzo que llevó la cotización a $3.968 representando un aumento de 5,21% por un fortalecimiento del dólar global ante la expectativa de la reunión de la Reserva Federal en Estados Unidos, que finalmente llevó a un histórico aumento de tasa de 75 puntos básicos. Sin embargo, el mayor nivel de crecimiento se ha visto después de las elecciones del 19 de junio en Colombia que dieron como vencedor a Gustavo Petro y ha llevado la divisa a cerrar la semana del 24 un 6,06% más cara.

Lea también: La inflación perdió impulso en mayo

¿Qué ha desatado este aumento de la tasa de cambio? En general hay que recordar que la tasa de cambio en Colombia se determina a través de un régimen flexible, es decir que su precio se determina por interacciones entre la oferta y la demanda. De tal manera que un marcado aumento como el que se puede ver en el grafico se da por un crecimiento en la demanda, es decir, hay más agentes comprando dólares en el mercado lo que hace que naturalmente su precio suba, su velocidad habla también de la fuerza de dicho crecimiento.

Este comportamiento que se ve en la divisa muestra un escenario de alta incertidumbre lo cual tiene mucho sentido después de un proceso electoral y esto pasa en cualquier país. Si le añadimos a esto que el resultado ha sido histórico al ser el primer gobierno de izquierda en Colombia y con un candidato que ha tenido algunas propuestas polémicas, como la de suspender la exploración petrolera, entonces cada agente estará buscando cualquier información que le permita tomar decisiones.

Justo en este punto entra este concepto clave y es el de la información, donde se están viendo principalmente dos fuerzas interactuar. Por un lado, reacciones de temor, como la famosa foto de la casa de cambio vendiendo dólares a $5.000 pesos y por el otro algunos asesores de Gustavo Petro, liberando información muchas veces sin contexto, como el ruido que ha levantado las expectativas de una posible reforma tributaria.

Siga la información de negocios en nuestra sección especializada

Ahora bien, este es un momento crítico a la hora de tomar decisiones, pero es importante tener en cuenta que todos tenemos un sesgo asociado, bien sea optimista o pesimista frente al nuevo gobierno, en especial en una elección tan polarizada como la que acabamos de vivir.

Es por eso que es muy importante, ver la información real en medio de este ruido y dar un paso atrás que nos permita evaluar el escenario de una forma más estructural y no solo con el sentimiento del momento. Eso entendiendo que ya el país está viviendo el empalme con el nuevo gobierno y este escenario es una realidad a la que nos debemos adaptar nosotros y por supuesto lo mercados, lo que llevará a un periodo de volatilidad hasta poder filtrar que información es en verdad una señal estructural y cual no lo es.

Por: Gregorio Gandini*
*El autor es fundador de Gandini Análisis, plataforma donde crea contenido de análisis sobre mercados financieros y economía. También es el creador del podcast Gandini Análisis y se desempeña como profesor en diferentes universidades en temas asociados a finanzas y economía.

Las opiniones expresadas son sólo responsabilidad de sus autores y son completamente independientes de la postura y la línea editorial de Forbes Colombia.

Publicidad
Publicidad